Rincones con sabor español para expatriados

iquitale_la_morrina_a_tu_despensa_9452_630x

Vivir lejos de casa y de la familia siempre es difícil, pero se hace un poco más llevadero cuando hay cosas que siguen siendo las de siempre. Por eso algunas tiendas online envían todo tipo de marcas y productos españoles, de los de toda la vida, para que la estancia en el extranjero sea más llevadera.

Rosa echa de menos el pescado y el marisco frescos, la horchata, las anchoas y los churros con chocolate; Toñi, el tomate frito de una marca concreta (“cuate, ¡aquí hay tomate!”); Isabel, el jamón serrano; Julia, el queso manchego y Guillermo, el queso fresco de Burgos. Laura añora las Campurrianas; María, las setas y la colonia Nenuco. A Helena le faltan las chirimoyas y las alcachofas.

Ellos son algunos de los miles de expatriados españoles que, por una u otra circunstancia, viven fuera de nuestras fronteras. Lo que echan de menos son productos mediterráneos y marcas nacionales que algunas veces tienen equivalentes en sus países de acogida, pero que nunca saben ni huelen igual que en la propia tierra.

Sigue leyendo

Anuncios

El honor está en tu himen

La amante del Rif
Dirección: Narjiss Nejjar.

Género: Drama.
Produccción: Jbila Méditerranée Prod., Tarantula, Urban Factory, Galaxy Studios
Guión: Narjiss Nejjar
Intérpretes: Siham Assif, Nadia Kunda, Mourad Zeguendi, Omar Lotfi
Duración: 91 minutos
Estreno: 2011
País: Marruecos
Idioma: francés
Título originalL’Amant du Rif

Amante-du-Rif

 

¿Eres virgen?

Esta es, probablemente, la historia de cualquier mujer marroquí. Marcada por la sangre que debería manchar la cama, a la vista del esposo, en la noche de bodas. Marcada por la decisión ajena que determina quién debe ser el esposo. Marcada por la negación a aceptar la imposición. Marcada por un amor que roba lo más valorado en esa sociedad. Sigue leyendo

Ponte en su lugar: yo no sería capaz de saltar

Valla de Melilla (Foto: noborder network, Flickr)

Valla de Melilla (Foto: noborder network, Flickr)

Esta mañana escuché a alguien en el metro que gritaba: “¡Lo que tendrían que hacer todos los inmigrantes es volver a sus países, ya verás cómo se solucionaba esto del paro en un momento!”. Yo le contesté a la señora que lo decía -como creyéndose cargada de razón- : “ahora los españoles también se están marchando a otros países en busca de una vida mejor, ¿Qué deberían hacer esos lugares de acogida con ellos?.

Supongo que es sencillo no ponerse en la piel de quien tiene que saltar la valla. Porque, total, nosotros estamos demasiado agustito en nuestra casa, con una manta y un plato de sopa todos los días. O, mejor dicho, con nuestra tele de plasma, nuestros partidos Real Madrid- Barsa, y el vermú de los domingos con los vecinos.

Sigue leyendo

Soy musulmana y nadie mata en mi nombre

Y, quien lo hace: no me representa.

Me han preguntado: “¡eh!, ¿Dónde tienes las bombas?” –supuestamente desde la broma. Me han llamado lapidadora y me han asegurado que mi religión mata y es violenta –y por tanto, yo también he de serlo-.

Me han dicho que en el Corán nos obligan (a los musulmanes) a matar a los infieles – es decir, a cargarnos a todos los seres del planeta que no sean musulmanes-, para combatir la falsa fe y la falta de creencia. Como si la moral o la bondad de una persona se midieran en función de su credo. Como si cualquiera pudiera matar, o debiera hacerlo. Sigue leyendo

Móviles ‘kosher’, tecnologías para el autocontrol de los judíos ultraortodoxos

Judío usa su móvil en Jerusalén (Foto: Lucía El Asri)

Judío usa su móvil en Jerusalén (Foto: Lucía El Asri)

 

“¿Móviles ‘Kosher’? ¡No! No existe eso. Lo ‘kosher’ se refiere a la alimentación. Me parece una barbaridad. No sé quién habrá dicho semejante tontería para referirse a un teléfono”. Son palabras de una representante de la Oficina Kashrut en España, encargada de otorgar la licencia ‘kosher’ a un producto. Tajante, ¿verdad? Pues igual no debería serlo tanto… ♦

El día del Sabbat los judíos practicantes dejan a un lado todas aquellas tareas a las que han dedicado su tiempo durante el resto de la semana. No les está permitido terminar lo empezado, ni escribir más de dos letras, ni caminar más de una distancia determinada… Pero una de las prohibiciones que más condiciona hoy la vida del judío ultraortodoxo es la relacionada con el fuego y la energía. Actualmente existe un consenso en la comunidad religiosa que establece que cualquier uso de electricidad o motor de combustión se asemeja a encender fuego. Está prohibido encender la luz o el horno, descolgar el teléfono o llamar a un ascensor. Sigue leyendo

Marruecos intercepta a 28 subsaharianos en el Estrecho de Gibraltar

  • La operación ha sido llevado a cabo por los patrulleras marroquíes, y los inmigrantes han sido enviados de vuelta a Marruecos
  • Con anterioridad habían sido interceptadas dos pateras con tres personas a bordo en cada una; una tercera con diez inmigrantes, y una cuarta con cuatro

(Publicado en infoLibre, por Lucía El Asri)
_imi_a96c3098
28 personas de origen subsahariano han sido interceptadas en la mañana del sábado por patrulleras marroquíes en aguas del Estrecho de Gibraltar. Viajaban en cinco pateras, con la intención de llegar a las costas españolas.

Como han confirmado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo de Tarifa (Cádiz), se han movilizado  la Salvamar Alkaid, el helicóptero Helimer 201 y Cruz Roja, que ha enviado una embarcación L/S Hermes, aunque han sido las autoridades marroquíes las que han llevado a cabo la operación entre las 8.00 (cuatro pateras) y las 10.30 horas (la quinta embarcación). Sigue leyendo

Los afectados salen de nuevo a la calle para protestar contra la estafa hipotecaria

  • La marcha ha comenzado frente a la sede de la Asociación Española de Banca y ha finalizado en la Audiencia Nacional
  • Esta semana el Parlamento europeo premió al colectivo por sus valores ciudadanos

(Publicado en infoLibre, por Lucía El Asri)

_mani_a6a7d761

Miles de personas han salido este sábado a las calles madrileñas para protestar contra la impunidad financiera, la estafa hipotecaria y reivindicar el derecho a la vivienda. Bajo gritos de “¡Queremos un pisisto como el del principito” o ¡Qué pasa, qué pasa, que no tenemos una casa!”, los manifestantes reivindicaron el derecho a una vivienda digna y centraron sus críticas en los banqueros y los dos principales partidos, PP y PSOE. Sigue leyendo