La pesadilla políglota del desarrollador: ¿hay demasiados lenguajes de programación?

8812567121_8dd8b62fc6_k

Los lenguajes humanos luchan por sobrevivir en un mundo cada vez más diverso, donde algunas lenguas mueren, mientras otras, las utilizadas para la programación, están más vivas que nunca. Constantemente nacen nuevos lenguajes y parece que cada gigante tecnológico quiere tener el suyo propio. Go, el lenguaje de programación de Google, apareció en 2009; Facebook presentó el suyo en marzo de este año bajo el nombre de Hack; y Apple dio a conocer Swift en junio.Si la tendencia se mantiene, los desarrolladores tendrán que determinar si realmente les perjudica o beneficia, aunque de momento, hay opiniones para todos los gustos.

Sigue leyendo

Anuncios

BetaDwarf, la ‘startup okupa’ que salvó su sueño contando sus miserias

principal20

En 2011, la startup BetaDwarf comenzaba su andadura de la mano de Steffen Kabbelgaard y Kenneth Harder, dos estudiantes de la Universidad de Aalborg (Dinamarca) que querían dedicar su vida al desarrollo de videojuegos. Emprendían un largo viaje sin presupuesto, pero con el sueño de triunfar y vivir de su trabajo siempre presente. No sabían cuán duro iba a ser el camino, ni tampoco si tendría recompensa.

Después de explicar su idea a la comunidad universitaria, en apenas tres meses contaban con un equipo de siete personas que seguiría creciendo progresivamente. Eran algunos de los estudiantes más aplicados que los fundadores conocían, con los que ya habían trabajado antes y que estaban dispuestos a implicarse en un proyecto sin recibir ningún tipo de remuneración a cambio (hasta que fuera económicamente posible). El proyecto era Forced, un juego de rol multijugador muy similar al mítico Diablo. Pretendían desarrollarlo en un tiempo récord de dos meses, pero la cosa se les fue de las manos hasta completar tres años de dedicación casi a tiempo completo.

Sigue leyendo