Cruzar la frontera (no) es un juego: la inmigración como nunca te la habían contado

inmigracion (1)

El artista mexicano Alfredo Salazar-Caro comenzó a trabajar en 2013 en Border Crossing Beta 2.0, un videojuego todavía en proceso de mejora que intenta reflejar la dura realidad que muchos inmigrantes mexicanos viven al cruzar la frontera con Estados Unidos. Su intención es contar muchas historias al mismo tiempo, entremezcladas y de forma no lineal, como parte de un juego en el que los usuarios tienen que ponerse en la piel de otros con el compromiso de aguantar hasta el final.

La aventura (o desventura) comienza en territorio estadounidense, después de haber cruzado la frontera. Tendremos que atravesar el desierto de Sonora, en Arizona, para intentar llegar a alguna ciudad donde encontrar trabajo, tal y como haría cualquier inmigrante en la vida real.

Sigue leyendo

Anuncios