«El Lenin de Instagram»: socializando los ‘followers’ del arte

foto-41

¿Qué tienen en común Katy Perry, Justin Bieber, Barack Obama o Taylor Swift, aparte de la fama? Algo que muy posiblemente tú no tienes: millones de seguidores en Twitter. ¿Para qué sirven? La respuesta es clara: dan más visibilidad a su trabajo, más seguimiento,  más… ¿reconocimiento? En resumen,  más notoriedad y dinero. Claro que si para conseguirlo hace falta comprar seguidores falsos, pues se compran.

Sigue leyendo

Anuncios