BetaDwarf, la ‘startup okupa’ que salvó su sueño contando sus miserias

principal20

En 2011, la startup BetaDwarf comenzaba su andadura de la mano de Steffen Kabbelgaard y Kenneth Harder, dos estudiantes de la Universidad de Aalborg (Dinamarca) que querían dedicar su vida al desarrollo de videojuegos. Emprendían un largo viaje sin presupuesto, pero con el sueño de triunfar y vivir de su trabajo siempre presente. No sabían cuán duro iba a ser el camino, ni tampoco si tendría recompensa.

Después de explicar su idea a la comunidad universitaria, en apenas tres meses contaban con un equipo de siete personas que seguiría creciendo progresivamente. Eran algunos de los estudiantes más aplicados que los fundadores conocían, con los que ya habían trabajado antes y que estaban dispuestos a implicarse en un proyecto sin recibir ningún tipo de remuneración a cambio (hasta que fuera económicamente posible). El proyecto era Forced, un juego de rol multijugador muy similar al mítico Diablo. Pretendían desarrollarlo en un tiempo récord de dos meses, pero la cosa se les fue de las manos hasta completar tres años de dedicación casi a tiempo completo.

Sigue leyendo

Un cómic terapéutico para autistas

10397200_662943817129468_2269135906631570105_o

El villano Dr. Moebius invade el planeta. Es un mundo pacífico, tranquilo y futurista donde conviven los aliens, las personas y los robots. Un lugar que no está preparado para hacer frente a un ataque. Un lugar, también, que necesita superhéroes de esos con poderes reales, de los del día a día: confiar en sí mismos, ser valientes, enfrentarse a los problemas y superar sus miedos.

Sigue leyendo