¿Qué fue del viejo continente de los móviles? Un viaje por Europa a través de sus fabricantes

“¿Mi primer móvil? Un Nokia. Lo compré hace… La verdad es que no recuerdo la edad, pero eran los mejores en aquel momento. ¿Qué marca tengo ahora? Un Samsung, creo que Nokia se ha quedado atrasado”. Este es el comentario reciente de un usuario español. Tiene una ligera idea de lo que ha ocurrido en Europa con las marcas de móviles, pero no sabe cuáles son las alternativas a los gigantes, como Samsung o Apple, que devoran el mercado a nivel mundial. “¿Marcas low cost? La verdad es que no he oído hablar de ninguna, pero si me ofrecieran condiciones atractivas se convertirían en una alternativa para mí. Aunque… No conocer la marca me preocupa. ¿Y si sale mal?”

Por Lucía El Asri y Pilar Chacón para Hojaderouter.com

El móvil ofrece ahora más posibilidades que nunca (Foto: Jgoge | Flickr)

El móvil ofrece ahora más posibilidades que nunca (Foto: Jgoge | Flickr)

El consultor independiente Jaime García Cantero lo tiene claro: el sector al que nos enfrentamos es muy complejo y requiere, sobre todo, de la capacidad de las empresas para innovar en cortos periodos de tiempo y seguir compitiendo. ¿Qué les ocurrió a marcas como Nokia, Siemens o Alcatel? Precisamente que no supieron adaptarse a las nuevas necesidades del cliente. Explica para este medio que, de todas ellas, la que peor desenlace ha tenido es la alemana Siemens. La empresa vendió en 2005 su filial de teléfonos móviles a la empresa taiwanesa Benq. La venta se hizo con el compromiso de que los asiáticos fabricaran con marca alemana durante cinco años más, lo que dio lugar a Benq Siemens. Poco tiempo después no quedaba nada de Siemens Mobile.

La francesa Alcatel tampoco tuvo mucha suerte. Se fusionó en 2006 con la americana Lucent Technologie. Su intención: convertirse en un líder mundial en infraestructuras de telecomunicaciones. Su director de canal de distribución en España, Miguel Ángel Arnáiz comenta a HojaDeRouter.com que, hoy, en la empresa no se fabrican teléfonos móviles. “Nuestra actividad se centra en redes de telecomunicaciones para operadores y para empresas”. Y es que, dos años antes, fue la china TCL Corporation la que se hizo con la mayoría accionarial de Alcatel France.

Es la asiática quien se encarga de fabricar los móviles en la actualidad bajo la marca Alcatel (para Europa). Entre sus últimos modelos destacan teléfonos como el TCL S900 o el Alcatel One Touch Idol X+, que, como novedad, se convirtió en el primera terminal con un procesador de ocho núcleos. “Sin embargo, comenta el consultor García Cantero, “y a pesar de que siguen haciendo móviles, son prácticamente irrelevantes, con poco peso en el mercado, de gama muy baja. ‘Smartphones’ de 100 o 150 euros que tienen poca repercusión”.

Sin lugar a dudas, la joya de la corona durante años fue Nokia, líder mundial indiscutible en venta de teléfonos móviles y la empresa más importante de Finlandia, que contribuía a más del 15% del PIB del país – incluso en crisis. En definitiva, un referente en toda Europa, pero “no fue capaz de dar el salto en el momento adecuado al mundo táctil, al ‘smartphone’ y a sistemas operativos avanzados. Todo lo contrario, apostó durante demasiado tiempo por un sistema operativo que luego se demostró que no era lo suficiente bueno para competir en el mundo de Apple, Samsung y todos los demás”, explica Jaime García Cantero.

Al final, la única solución que encontró la empresa fue vender su división de dispositivos móviles a Microsoft, lo que le ha servido para poder recuperar, en parte, el tiempo perdido. Isabel Montero, analista en IDC, explica a este medio que la empresa estuvo dormida hasta hace uno o dos años. “Inactiva, sin innovación”. Su decadencia llegó cuando Apple sacó al mercado su iPhone – de hecho Apple cambió por completo la lógica de telefonía móvil conocida hasta ese momento. “La marca no fue ágil en innovación, y por eso se ha quedado atrás”.

Actualmente Nokia intenta competir con su gama Lumia y el sistema operativo Windows Phone de Microsoft, aunque podría presentar hoy mismo, en el Mobile World Congress de Barcelona, su primer dispositivo Android. “Ahora tiene dispositivos bastante buenos, pero necesitan ejecutar mejor sus campañas de marketing”, señala Montero. Añade que es complicado debido a la saturación del mercado por vendedores más preparados y que se han adaptado antes al contexto. ¿Su mayor problema? Que a pesar de haber innovado y de fabricar terminales de alta gama y potentes, le cuesta competir en precios con los asiáticos, puesto que su fabricación sigue produciéndose en Europa.

        ¿Y ahora qué?

La analista de IDC explica a este medio que las previsiones para 2014 refuerzan la confianza en Asia, especialmente del mercado español. “Samsung, LG y HTC están sacando mucho margen a vendedores más tradicionales como Nokia”. Entre otras cuestiones, es así porque tienen la capacidad de producir un nivel de dispositivos mayor que los vendedores europeos. “Y porque los asiáticos pueden traer al mercado – con innovación y rapidez – la nueva generación de dispositivos”, añade la analista.

¿Dónde habrán quedado estos móviles? (Foto: LordFerguson | Flickr)

¿Dónde habrán quedado estos móviles? (Foto: LordFerguson | Flickr)

       ¿Es que Europa ya no ofrece alternativas?

Claro que sí. Un gran número de nuevas marcas se han instalado en Europa para hacer frente a los gigantes asiáticos y estadounidenses, pero, sobre todo, para hacerse un hueco en el mercado escuchando las peticiones del consumidor: más barato, misma o mayor calidad, buenas y novedosas aplicaciones. ¿Para qué pagar 600 euros pudiendo pagar 100 por un producto casi idéntico? Esa es la filosofía de Kazam, la marca europea que ya se ha hecho visible en 25 mercados del continente.

Hablamos con su director en España, Javier Martínez Esparza, que explica cómo dos antiguos empleado de HTC dieron a luz a este proyecto. “Ellos, al igual que muchos de los que estábamos en multinacionales, nos dábamos cuenta de que se estaban haciendo muchas cosas mal en el mercado, que nadie correspondía a sus necesidades”. ¿Y cuáles son estas necesidades? Esparza lo analiza para HojaDeRouter.com:

– El consumidor exige tiempos de renovación de terminales más ágiles.

– Esto ha provocado que en el mercado los ciclos de tecnología se hayan acortado muchísimo. Antes, quien sacaba la última tecnología tenía una ventaja competitiva de ocho a doce meses, tiempo suficiente para amortizar la inversión. Pero, mala suerte: esto ya no existe.

– Ahora, cualquiera que lance una nueva tecnología verá como un fabricante en China saca algo similar en un periodo de dos meses, con un nivel de calidad bastante aceptable y un precio por debajo de los fabricantes tradicionales. Esto hace que sea muy fácil igualar en tecnología al más puntero.

– El consumidor también exige un mejor nivel de precios: “al final a todo el mundo le encantaría tener la última tecnología al menor coste”.

– Con todo esto se cubren las necesidades del consumidor final, pero también las de los canales de venta tradicionales de esta industria, quedemandan un dispositivo barato, puesto que este elemento se ha convertido para ellos en una barrera de entrada para atraer al usuario.

– ¿Por qué? Porque cuanto más barato sea un dispositivo, menos le va a costar al operador conseguir dicho usuario. Y esa es la idea inicial donde se ve una oportunidad de negocio.

– ¿Cuál es el mayor inconveniente? La desconfianza hacia la marca, algo a lo que las nuevas empresas deberán enfrentarse en 2014.

            ¿CONOCES MARCAS DE MÓVILES ESPAÑOLA?: “¡CLARO! BQ AQUARIS, LO MEJOR”

Muchos de los consumidores que no están en contacto directo con el mundo tecnológico apenas conocen nuevas y diferentes marcas de dispositivos de telefonía móvil. Quienes sí lo hacen hablan del Bq Aquaris español. “¡Lo mejor!”, según palabras de un consumidor. Bq,GeeksphoneJollaNgm o Wiko son algunas de las marcas que vienen pisando fuerte en el mercado europeo.

Bq Aquaris 4.5 (Foto: Bq)

Bq Aquaris 4.5 (Foto: Bq)

A pesar de que la marca Bq – muy rodada en el ámbito de los e-readers- aparece en 2010 (y ya existía en 2009 con otro nombre), es en 2013 cuando comercializa su primer ‘smartphone’, Bq Aquaris, lo que se traduce en su inmersión en el mundo de la telefonía móvil, con especial éxito del Aquaris 4.5. La marca española (que fabrica en China), cuenta con seis modelos: Aquaris 3.5, Aquaris 4, Aquaris 4.5, Aquaris 5, Aquaris 5HD y Aquaris 5.7.

Sus principales características: atención al cliente, calidad, precio, márgenes de beneficio reducidos para competir con marcas potentes y consolidadas y, por supuesto, terminales de naturaleza libre. ¿Su precio? Entre 100 y 260 euros, dependiendo del modelo. A finales de 2013 se encontraba en segunda posición en el mercado español, por detrás de Samsung.

Desde su página web, Geeksphone hace un llamamiento: “Únete a nosotros para liderar la revolución móvil”. Y añade que la pasión de la marca es “devolverte el poder de elegir”. Fundada en 2009, con oficina en España, aunque de fabricación China, fue la primera en hacer teléfonos Android en Europa. Se define como una marca de nicho. En 2013, tenía dos modelos en el mercado, Geeksphone Peak y Geeksphone Keon, de los que ya no quedan existencias. Ahora trabajan en un nuevo modelo, Geeksphone Revolution, un ‘smartphone’ de gama alta a precio asequible que, como novedad, ofrece la posibilidad de elegir sistema operativo, tanto el de Google como el de Mozilla, convirtiéndose en el primer terminal libre híbrido.

Jolla, por su parte, fundada por exempleados de Nokia, tiene un sistema operativo propio, el Sailfish OS que da la posibilidad de descargar aplicaciones de Android, y su diseño es finlandés, como la propia marca. Permite cambiar de aspecto ajustándose al estado de ánimo del usuario. Salió por primera vez al mercado en noviembre de 2013. El precio de su buque insignia es de 399 euros.

Presentación de Jolla en Finlandia (Foto: Wikimedia Commons)

Presentación de Jolla en Finlandia (Foto: Wikimedia Commons)

Wiko (francesa), y Ngm (italiana) también se han convertido en un referente de marcas europeas que tratan de hacerse un hueco en el mercado. La marca francesa había logrado alcanzar el 18.5% de cuota de mercado a finales de 2013 en el país, según datos de la consultora GfK. De acuerdo con esa misma consultora, Ngm tiene una participación en el mercado italiano del 11.4%.

¿Os imagináis cómo puede ser el móvil más simple del mundo? La agencia de publicidad holandesa John Doe sí. Un móvil sin pantalla, sólo números y una agenda y un bolígrafo para anotar los contactos. Así es el móvil más sencillo del planeta, el John’s Phone, y es europeo. “Los

móviles son ahora más que instrumentos de comunicación: te permiten ver las últimas noticias en internet, jugar, escuchar música, sincronizar tu lista de contactos con tu ordenador, etc., pero no todo el mundo quiere estar en contacto todo el día”, explican sus creadores, Hein Mevissen y Diederiekje Bok, en su página web.

El John’s Phone ha logrado que la agencia consiguiera en 2011 un puesto permanente en el Museo de Ideas e Invenciones de Barcelona (miBa). Año en el que también cruzó el Atlántico y empezó a venderse en los Estados Unidos. Todo un logro con la simplicidad por bandera.

El Fairphone tampoco es un ‘smartphone’ cualquiera. Según sus creadores, se trata del primer teléfono procedente del comercio justo. Responsable con el medio ambiente y las cuestiones éticas que rodean la fabricación del teléfono, los creadores del Fairphone procuran fabricar un móvil alejado de la explotación laboral y el uso de minerales procedentes de las mafias en la República Democrática del Congo. La andadura del ‘smartphone’ ético comenzó en mayo de 2013 y fue el pasado mes de diciembre cuando consiguió alcanzar las 25.000 unidades vendidas.

El espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) a dirigentes, empresas y ciudadanos europeos ha servido a Bull, una firma francesa, para fabricar el primer ‘smartphone’ que asegura la confidencialidad en las comunicaciones. De acuerdo con la empresa, Hoox posee un chip de cifrado certificado con la etiqueta EAL+4, el nivel de seguridad más alto utilizado en un ‘smartphone’ de mercado, además de un sensor biométrico que emplea la huella dactilar para autentificar al usuario (al estilo del iPhone 5S). Asimismo, el dispositivo cuenta con una ‘caja fuerte digital’ que almacena todos los datos y huellas digitales para ser usados de forma local, y dispositivos anti-intrusión en todos los puertos.

Sin embargo, Bull no se encuentra sólo en el campo de la seguridad y las comunicaciones. La organización también francesa Thales Group ha lanzado hace poco el sistema Teopad, que puede ser incorporado a cualquier ‘smartphone’ o tableta. Teopad está basado en la tecnología que caracteriza a Teorem, el móvil militar que vende la empresa y a disposición, se rumorea, de Françoise Hollande.

Asia, el futuro (Foto: Vernieman | Flickr)

Asia, el futuro (Foto: Vernieman | Flickr)

      ¿DÓNDE ESTÁ EL FUTURO?

Los consultores y analistas tienen la convicción de que estas nuevas empresas europeas jugarán un papel fundamental en el futuro. Sin embargo, “la próxima revolución” será la de los fabricantes chinos, en opinión de Jaime García Cantero. Destacarán empresas como Xiaomi, Huawei o Lenovo, que ya tienen gran presencia actualmente, pero que se consolidarán. “Así que, muy posiblemente, los próximos gigantes en el mundo del móvil serán los chinos, más que los europeos”. La analista Isabel Montero es de la misma opinión. Mientras continúe la crisis, afirma, el consumidor va a ser más prudente con respecto a lo que va a gastar en comprarse un nuevo dispositivo, por lo que las empresas deben plantear nuevas estrategias de marketing.

En un mercado tan competitivo como el de los dispositivos móviles, ninguna marca puede dormirse ante las innovaciones de sus rivales. Los europeos deberán tener en cuenta los pasos de los asiáticos para estar a la altura, y los titanes actuales deberán vigilar de cerca las estrategias de las nuevas empresas, que comienzan a tener usuarios fieles y convencidos. La innovación se ha convertido en el antídoto de las empresas europeas para evitar caer en el olvido. Que tiemble la telefonía móvil extranjera: el Viejo Continente está pisando fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s