Aniversario de una masacre

Entre el 16 y el 18 de septiembre de 1982, los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila (situados en Beirut), fueron masacrados por la Falange Libanesa. Muchos señalaron a Israel como promotor ideológico de la matanza, y especialmente a Ariel Sharon, en aquellos momentos ministro de Defensa. Las tropas falangistas libanesas, para llevar a cabo la intervención, alegaron la búsqueda de supuestos “guerrilleros” de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina). Sin embargo, esa supuesta búsqueda se convirtió en una campaña para asesinar, violar y torturar a civiles palestinos. Como cita Cadena Ser, el número de muertos ascendió a 3.500 (según la propia OLP), a 1.000 (según Cruz Roja) y a 700, según el ejército israelí. Sigue leyendo

Anuncios