Ayman Mohyeldin: “La historia de Gaza es la historia de la vergüenza”

Vittorio Arrigoni, GAZA, Stay Human, «En Gaza, solo la muerte ha sido el final de la guerra»

Una carretera desierta, oscura, acompaña a los periodistas. Pequeños y lejanos destellos de luz  avivan Gaza. Ciertamente, la hacen morir. Son bombas. Es enero de 2009.

Tras el vencimiento de la tregua de seis meses acordada entre Israel y Hamás, el 19 de enero de 2008, militantes palestinos lanzaron varios cohetes hacia el sur de Israel. Como respuesta, el 27 de diciembre, Israel bombardeaba alrededor de 50 objetivos de Hamás en Gaza. Así comenzó la Operación Plomo Fundido, considerada la acción más sangrienta en Palestina desde 1948.  Desde entonces y hasta el 18 de enero de 2009, más de 1 400 palestinos murieron en Gaza. De ellos, 1 200 eran civiles. Solo el primer día de ofensiva lo hicieron 334 palestinos. En los ataques también perecieron 13 israelíes, de los que 3 eran civiles. Este periodo dejó cerca de 5 000 palestinos heridos.