“A la UE le interesa una región sur estable aunque tenga que apoyar a los dictadores. Es un fracaso generalizado"

“Los ciudadanos árabes están protagonizando revueltas pacíficas para hacer revoluciones democráticas” Sami Naïr.

El pasado lunes 23 de enero, el Instituto Cervantes de Madrid organizó una conferencia sobre las revoluciones árabes a la que estuvieron invitados Sami Naïr, director del Centro Mediterráneo Andalusí de la Universidad Pablo de Olavide; Carla Fibla, corresponsal en el mundo árabe y directora de Aish, y los directores del Instituto Cervantes de Beirut, Túnez y Ammán: Javier Ruiz, Carlos Varona y Luisa Fernanda Garrido, respectivamente.

La presentación se desarrolló mediante una entrevista que Carla Fibla fue haciendo al resto de invitados. El politólogo francés, Sami Naïr, monopolizó un turno de palabra merecido por los argumentos e ideas claras que manifestó sobre las preguntas que se le presentaban.

“Se habla indistintamente de revolución y de revueltas. Yo creo que se trata de revueltas pacíficas para hacer revoluciones democráticas”, comenzó Naïr. Nos encontramos ante revueltas contra los Estados árabes cuando se plantea por primera vez en la historia del mundo árabe la entrada en “la edad democrática”. Revueltas “profundamente pacíficas” porque, comenta el sociólogo, primero fueron los Estados los que dispararon contra la gente, ningún ciudadano lo hizo antes contra el Estado. Y compara la situación actual de los países árabes con lo ocurrido en los países del Este, la Alemania del Este y América Latina en la década de los 80. Es una revolución de la sociedad frente a los Estados representados por élites económicas, financieras, militares, tecnócratas…totalmente ajenas a los pueblos.

Fue la disgregación de un sistema político, que en el pasado se había ido configurando de forma sólida en sociedades  cada vez más complejas y Estados más simples que empezaban a vivir con una ideología que no tenía nada que ver con el “mundo vivido” de la gente, lo que propició la rapidez de las revoluciones en Túnez, Libia y Egipto. Las revoluciones continuarán, pronostica, serán más profundas, habrá más luchas y éstas serán más violentas que las vistas hasta el momento. Y se producirán alianzas diversas, especialmente en Egipto.

Naïr también habla de Marruecos, considera que su movimiento “no va a parar” por la mala situación del país por la corrupción en su sistema político, económico y judicial y que ha llevado en las últimas semanas a que cinco jóvenes se quemaran a lo bonzo y uno de ellos falleciera a los pocos días. “Es un país donde las élites, desde la monarquía, el partido que está en el poder y la oposición, temen a la sociedad”.

El caso de los Países del Golfo sería diferente. Arabia Saudí actúa como vigilante de la “Gran isla árabe”.  En este sentido, Qatar también juega un papel importante. Ambos países enriquecidos son los que están haciendo la “contrarrevolución”, como dice Sami Naïr, “hay que llamar a cada cosa por su nombre”. Arabia Saudí apoya a los Hermanos Musulmanes y Qatar, a parte, a los salafistas. Tras la 2ª Guerra Mundial Arabia Saudí obtuvo el papel de potencia regional, y siempre tuvo enfrentamientos con los nacionalismos árabes al defender los intereses de EE.UU y Reino Unido. Ante la reciente salida del que era presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, Sami Naïr comenta que Arabia Saudí nunca ha podido controlar este país en su totalidad. Un país donde actualmente existe un “regateo entre las tribus para reemplazar a la familia Saleh”.

Comenta que EE.UU ha actuado de forma inteligente en la revolución intentando desarrollar la estrategia del “Gran Medio Oriente”, y acabó apostando por la transformación democrática de los países árabes con una estrategia basada en la concepción culturalista que el mundo islámico ha rechazado. La gran potencia quedó aparentemente fuera de la revolución (respecto a lo que el mundo podía ver), sin embargo, estaba metida en ella profundamente. En el caso de Egipto, EE.UU controló la revolución desde el principio, ayudando a los que tienen actualmente el poder: los militares.

Ante la pregunta de Carla Fibla sobre cuál es el papel de la Unión Europea en los países árabes, Sami Naïr respondió que “la U.E es un fracaso generalizado” porque no tiene estrategia política, económica ni cultural hacia el mundo árabe. Además, apoyó a Ben Alí, Mubarak y Gadafi hasta el último momento, empezando por Francia que cambió el rumbo con la caída de Mubarak. “Lo que le interesa a Europa es el paradigma de la estabilidad, les interesa una región sur estable aunque tenga que apoyar a los dictadores”. Los gobiernos dictatoriales podían retener a la población dentro de sus países, y a Europa le interesa impedir los flujos migratorios hacia el continente. Sin embargo, en un país democrático es muy difícil poder impedir estos flujos.

Una intervención en Siria sería difícil porque “El único que podría hacer algo en Siria es una fuerza árabe”.¿La Liga Árabe de los observadores de ahora?, pregunta Carla Fibla. Bueno…”Creo que el mundo en Siria está esperando algo”, dice Sami Naïr, porque la Liga Árabe ha lanzado un comunicado en el que ha dicho que Al Assad debe dejar el poder y permitir al vicepresidente organizar un nuevo gobierno de conciencia nacional, “esto significa que lo que la Liga Árabe está pidiendo sin decirlo es que el partido Baaz eche fuera del poder a Bachar Al Assad para poder negociar después con la oposición y asegurar una solución democrática”. Naïr augura una batalla prolongada en el tiempo entre el régimen Sirio y los revolucionarios, puesto que no cree que ellos puedan vencerle. Pero el final “está claro. Al Assad está muerto. La situación tendrá que cambiar”.

Mientras tanto, la televisión qatarí Al Jazeera, que se convirtió en el medio de comunicación por excelencia de las revueltas mostrando al mundo la valentía de los ciudadanos árabes, ahora ha dado un giro brusco para posicionarse al lado de los movimientos islamistas de los diferentes países.

 Lucía El Asri 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s