¿Intereses o desintereses con Siria?

En julio de 2010 Bachar Al Assad visitaba España en un viaje que formaba parte de una ‎gira por Latinoamérica. Durante su estancia fue recibido por el Rey y por el Presidente ‎del Gobierno, con los que trató temas como el conflicto en Oriente Medio y las ‎relaciones entre Siria y España. Además, hablaron sobre cuestiones relativas a economía, ‎poniendo atención a la presencia empresarial entre los países. En la comparecencia que ‎tuvo lugar en el Palacio de la Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero describía al ‎Gobierno de Siria como “un buen amigo al que España siempre acogía con toda la ‎hospitalidad. La presencia de Al Assad en Madrid es expresión de la buena relación y ‎entendimiento que existe entre España y Siria”.‎

Meses después, el 15 de marzo de 2011 comienza la revuelta en Siria tras las de Túnez y ‎Egipto donde los ciudadanos consiguen derrocar a sus respectivos dictadores. Se podría ‎decir que junto con la de Libia, la revuelta Siria se ha convertido en la más sangrienta y ‎reprimida. Las manifestaciones pacíficas se saldan ya más de 1.500 muertes y miles de ‎refugiados, desaparecidos y torturados.‎

Hoy la masacre continúa en Siria y diferentes intereses llevan a la Comunidad ‎Internacional a no denunciar la situación, a pesar de que la Unión Europa ha impuesto ‎tardías sanciones contra el régimen sirio.‎

En primer lugar, la estabilidad que genera Siria en la zona. “La razón de la aparente ‎apatía de EEUU y Europa respecto a la revuelta siria es Israel y la estabilidad en la ‎zona”, declara Ignacio Gutiérrez de Terán, profesor de la UAM. ‎

Ussama, miembro de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio considera que: “en Siria ‎radican dirigentes importantes de Hezbolá y Hamas que son usados por el régimen para ‎activar y desactivar conflictos según su interés”. Siria tiene como principal enemigo en la ‎zona a Israel, pero, como declara el profesor de la UAM:” El gobierno de Siria es el ‎mejor enemigo posible, ya que mantiene la seguridad y tranquilidad en el flanco oriental ‎de Palestina”. Por otro lado, Siria recibe el apoyo de Irán, Rusia y Turquía, aunque este ‎último ha acogido a miles de refugiados sirios. Además, Europa y EE.UU no intervienen ‎porque una guerra en la zona de Oriente Medio no sería conveniente ahora que ‎supuestamente comienzan a retirarse de Afganistán y cuando el conflicto de Irak es ‎reciente. Por tanto, mientras el Gobierno de Bachar Al Assad se mantenga en el poder, ‎la estabilidad queda asegurada para estos países.‎

Por su parte, Rusia y China vetan todas las resoluciones de la ONU. “Rusia está ‎llegando a usar contra información falsa para deslegitimar la revuelta. Están apostando ‎ciegamente por mantener a cualquier precio la dictadura y, bueno, tienen a Irán que es el ‎que usando ese bloqueo en la ONU está aprovechando para enviar armas al Régimen, ‎porque los rusos piensan que si el régimen cae, Siria se acercará mas a Occidente y dejara ‎de ser un aliado del eje Ruso-Iraní”, dice Ussama.‎

España, en su caso, quiere mantener su influencia en la zona amistándose con Siria. De ‎esta forma consigue tener “capacidad de interlocutor” en el diálogo entre Siria e Israel, ‎como anunció el presidente Rodríguez Zapatero durante la visita de Al Assar a España ‎en 2010. España pretende tener influencia en las decisiones que se toman en el conflicto ‎de Oriente Próximo, puesto que Oriente Medio es el tablero de las relaciones ‎internacionales, es una cuestión de poder. Durante décadas el conflicto entre israelíes y ‎palestinos ha sido la cuestión más importante de las relaciones internacionales y ‎cualquier país que pretendiera aparentar cierto poder debía ser capaz de intervenir en los ‎asuntos que en ese territorio se dieran. “Para España Siria era su comodín en el Medio ‎Oriente ya que se enorgullecía públicamente de ser el mejor amigo de Siria en Europa y ‎el trato dispensado al régimen ha sido siempre de la máxima calidad” dice Ussama.‎

Un ejemplo del interés español en mantener a Bachar Al Assad en el Gobierno de Siria ‎lo demuestran las siguientes declaraciones de la ministra española de asuntos exteriores, ‎Trinidad Jiménez, que decía sobre el presidente sirio: “ha perdido su legitimidad por ‎haber empleado la fuerza militar contra su propio pueblo …, solamente si es capaz de ‎volver a la senda de la paz y la estabilidad en su país podrá recuperar dicha legitimidad”. ‎Ussama considera que con esta actitud: “España se ata a la baza Siria como su último ‎reducto de poder en la zona. España tiene miedo de apostar por la caída del régimen y ‎que este finalmente no caiga.”

Por otro lado, Siria tiene uno de los Ejércitos más potentes del lugar (junto con el de ‎Israel y Turquía). La mayor parte de su tecnología se la proporciona Rusia.‎

Según la información que aporta la cámara de comercio Hispano-Siria, un 53% de las ‎exportaciones de Siria correspondían a petróleo, la mitad del total de las exportaciones ‎Sirias iban destinadas a la U.E. En 2005, las exportaciones sirias iban destinadas en ‎mayor número a Alemania (16,7%), seguida de Italia (16,0%), Francia (7,8%), Arabia ‎Saudita (7,3%), Turquía (5,7%) y España (3,6%). ‎

‎“Tampoco los países árabes, mayormente Arabia Saudí, tienen interés en alteraciones, ‎por razones políticas, ya que el ejemplo de democratización en Siria puede ser un ‎incentivo para las poblaciones de otras dictaduras de este tipo”, Comenta el investigador ‎Gutiérrez de Terán.‎

Por Lucía El Asri para Web Islam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s